Dr Mendoza Barbosa

 

 

OJO DIABÉTICO

Visión Normal Visión con Ojo Diabético

 

 

¿QUÉ ES EL OJO DIABÉTICO?


El ojo diabético (retinopatía diabética) es una complicación de la diabetes y una de las causas principales de la ceguera. Ocurre cuando la diabetes daña a los pequeños vasos sanguíneos de la retina, y esta lesión se denomina retinopatía diabética. La retina es el tejido a donde llega la luz, situado en la parte interna del ojo. Para tener buena visión, es necesario tener una retina saludable.

Si usted tiene ojo diabético (retinopatía diabética), al principio no notará ningún cambio en su visión. Pero con el tiempo, el ojo diabético (retinopatía diabética) puede empeorar y causar una pérdida en la visión. Generalmente el ojo diabético (retinopatía diabética) afecta ambos ojos.


 

Ojo normal (sin retinopatía)


Ojo diabético (retinopatía diabética)

 

¿QUIÉN CORRE RIESGO DE DESARROLLAR OJO DIABÉTICO?

Todas las personas con diabetes corren riesgo. Por eso, todas las personas con diabetes deben hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año. Entre el 40 y el 45 por ciento de las personas con diabetes tienen algún nivel de ojo diabético (retinopatía diabética).



¿CÓMO CAUSA EL OJO DIABÉTICO UNA PÉRDIDA EN LA VISIÓN?

Los vasos sanguíneos dañados por el ojo diabético (retinopatía diabética) pueden causar una pérdida en la visión de dos maneras:

1. Se pueden desarrollar vasos sanguíneos anormales y frágiles que pueden gotear sangre en el centro del ojo, opacando la visión. Esto se llama retinopatía proliferativa, y es la etapa más avanzada de la enfermedad.

2. Líquido puede gotear dentro del centro de la mácula (la parte del ojo que provee la visión central fina). Este líquido también hace que la mácula se inflame, nublando la visión. Esta condición se llama edema macular. Puede ocurrir en cualquier etapa del ojo diabético (retinopatía diabética), aunque es más probable que ocurra al progresar la enfermedad. Aproximadamente la mitad de las personas que tienen retinopatía proliferativa también padecen de edema macular.

 

¿TIENE ALGÚN SÍNTOMA EL OJO DIABÉTICO?

El ojo diabético (retinopatía diabética) frecuentemente no ofrece ninguna señal de advertencia temprana. No espere a tener síntomas. Asegúrese de hacerse un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas, por lo menos una vez al año.



¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS SI OCURRE UNA HEMORRAGIA?

Al principio, usted sólo verá unas manchas de sangre que "flotan" en su visión. Algunas veces las manchas desaparecen sin tratamiento y usted verá mejor. Pero si empiezan a aparecer mas manchas de sangre necesita tratamiento antes de que ocurra una hemorragia. Las hemorragias suelen ocurrir más de una vez, frecuentemente cuando está dormido, y nublarle su vista severamente. Se recomienda que a la primera señal de que se le está nublando la vista nos visite, antes de que haya más sangrado.

Si no se trata, el ojo diabético (retinopatía diabética) puede causar una pérdida severa en su visión o incluso la ceguera. Además, mientras más pronto reciba tratamiento, más probabilidad tendrá que el tratamiento sea eficaz.



¿CÓMO SE DETECTAN EL EDEMA MACULAR Y EL OJO DIABÉTICO?

El edema macular y el ojo diabético (retinopatía diabética) se detectan al hacerse un examen completo de la vista que incluye:

• Prueba de agudeza visual. En esta prueba se usa una tabla con letras de diferentes tamaños para medir su vista a diferentes distancias.
• Examen con dilatación de las pupilas. Para dilatar o agrandar las pupilas, se le pondrá unas gotas en los ojos. El Dr. Mendoza Barbosa usará un lente de aumento especial para examinar la retina y el nervio óptico para ver si hay señales de daño u otros problemas de los ojos. Después del examen, su visión de cerca podrá permanecer borrosa por varias horas.

El Dr. Mendoza Barbosa le examinará su retina para ver si hay señales de la enfermedad, incluyendo:
• Vasos sanguíneos que gotean.
• Inflamación de la retina (edema macular).
• Depósitos pálidos y grasosos en la retina, que son señales de que los vasos sanguíneos están goteando.
• Tejido del nervio dañado.
• Cualquier cambio a los vasos sanguíneos.


¿CÓMO SE TRATA EL EDEMA MACULAR?

El edema macular se puede tratar con disparos de láser argon alrededor de la macula. Este procedimiento se llama fotocoagulación focal. El Dr. Mendoza Barbosa le hará varias quemaduras pequeñitas con láser en la parte de la retina que gotea alrededor de la mácula. Estas quemaduras retrasan el goteo del líquido y reducen la cantidad del líquido en la retina. El tratamiento se realiza en una sola sesión, pero a veces se requiere tratamiento adicional.

El tratamiento de fotocoagulación con láser estabiliza la visión. De hecho, reduce el riesgo de una pérdida de visión en un 50 por ciento. En pocos casos, si la visión se ha perdido, se puede recuperar.


¿CÓMO SE TRATA EL OJO DIABÉTICO?

Durante las primeras etapas del ojo diabético (retinopatía diabética) no se necesita un tratamiento, a menos que tenga edema macular. Para prevenir el progreso del ojo diabético (retinopatía diabética), las personas con diabetes deben controlar los niveles de azúcar en la sangre, la presión arterial y el colesterol.


¿QUÉ ES LA FOTOCOAGULACIÓN CON LÁSER?


El ojo diabético (retinopatía diabética) en etapas más avanzadas se puede tratar con fotocoagulación con láser. Este tratamiento ayuda a reducir los vasos sanguíneos anormales. El Dr. Mendoza Barbosa le hará entre mil y dos mil quemaduras con láser en las áreas de la retina lejos de la mácula, haciendo que se reduzcan de tamaño los vasos sanguíneos anormales. Debido a que es necesario realizar muchas quemaduras con láser, usualmente se necesitan dos sesiones o más para completar el tratamiento. Aunque usted puede notar que ha perdido alguna de su visión lateral, la fotocoagulación con láser puede preservarle el resto de su visión. Este tratamiento puede reducirle un poco su visión de color y su visión de noche.

El tratamiento de fotocoagulación con láser funciona mejor antes de que los vasos sanguíneos anormales empiecen a sangrar. Por eso es muy importante hacerse regularmente un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas. Si ya hay demasiado sangrado dentro del ojo es probable que no sea posible aplicar el tratamiento de fotocoagulación con láser.

Si la hemorragia es severa, usted puede necesitar una cirugía llamada vitrectomía. Este tipo de cirugía consiste en retirar la sangre ubicada dentro de su ojo.


¿QUÉ ES UNA VITRECTOMÍA?

Si usted tiene mucha sangre dentro de su ojo (gel vítreo), usted puede necesitar una vitrectomía para restaurar su vista. Si usted necesita hacerse la vitrectomía en ambos ojos, por lo general, le harán las cirugías con unas semanas de diferencia, primero en un ojo y después en el otro ojo.

Antes de una vitrectomía se le pondrán unas gotas en el ojo para dilatar la pupila. Después le lavarán y le limpiarán muy bien la zona alrededor del ojo. La operación suele durar menos de una hora, y casi no duele. La persona permanece despierta, pero se administra un calmante para disminuir la ansiedad y causar un poco de sueño. Se inyecta un anestésico local alrededor del ojo para adormecer los nervios del ojo. El Dr. Mendoza Barbosa hará una incisión pequeña en el ojo. Después, se utiliza un instrumento pequeño para quitar el gel vítreo que está nublado con la sangre. Se reemplaza el gel vítreo con una solución salina. Ya que el gel vítreo está compuesto en su mayoría de agua, usted no notará ningún cambio entre la solución salina y el gel vítreo original.

Usted podrá regresar a su casa después de la vitrectomía, no necesita hospitalización. Su ojo estará enrojecido y muy sensible. Usted necesitará usar un parche sobre el ojo por 24 horas para protegerlo. También necesitará utilizar gotas con medicamento para protegerse contra una infección.


¿QUE SON LAS INYECCIONES DE AVASTIN Y LUCENTIS?

Recientemente los oftalmólogos de todo el mundo están usando medicamentos antiangiogénicos que producen disminución del edema macular y el cierre de los vasos sanguíneos anormales, que son los responsables de los sangrados. Comercialmente se llaman Avastin y Lucentis.

Consiste en una inyección realizada directamente al ojo. Se utiliza una aguja extremadamente fina siendo la inyección indolora y dura sólo unos segundos. Es posible que sea necesario aplicar nuevas inyecciones, esto dependerá de la evaluación médica de cada paciente.


¿SON EFICACES ESTOS TRATAMIENTOS PARA EVITAR LA PERDIDA DE VISIÓN?

Sí son muy eficaces los tratamientos de fotocoagulación con láser, las inyecciones de Avastin, y las vitrectomía para tratar el ojo diabético (retinopatía diabética) y reducir la pérdida de la visión.

Las personas con ojo diabético (retinopatía diabética) tienen muy poca probabilidad de quedar ciegos si han obtenido tratamiento oportuno y apropiado. Aunque los tratamientos tienen tasas altas de éxito, no curan el ojo diabético (retinopatía diabética), pero si la controlan y estabilizan. Siempre existe el riesgo de un nuevo sangrado, por lo tanto usted puede necesitar tratamiento más de una vez para proteger su vista.


¿QUÉ PUEDO HACER PARA PROTEGER MI VISTA?

Se recomienda que las personas con diabetes se hagan un examen completo de la vista con dilatación de las pupilas por lo menos dos vez al año. Existe evidencia que se puede reducir el riesgo de la ceguera en un 95 por ciento con un tratamiento oportuno y un seguimiento adecuado.

Se ha demostrado que si se mantienen controlados los niveles de azúcar en la sangre, se puede retrasar el inicio y el progreso del ojo diabético (retinopatía diabética). También se ha comprobado que controlando los niveles de hipertensión arterial y el colesterol se puede reducir el riesgo de una pérdida en la visión.

 

 



 

 

San Luis Potosí

(444) 803-3233

(444) 803-3043

(444) 833-6533

(444) 833-6684


Monterrey N.L.

(81) 8225-7351


 



León Guanajuato

(477) 750-4646